Nuestros primeros pasos

La Fundación para la Promoción del Deporte Ecuestre

En el año 2005 inició su andadura la Fundación para la Promoción del Deporte Ecuestre, siendo su primer presidente y fundador D. Germán López Madrid, motivado por crear un entorno favorable que permitiera el desarrollo de un deporte y un animal al que admiraba y amaba.

Como primera actividad que marcó el futuro de la entidad, en el mes de noviembre de ese mismo año, se celebró en el Club Hípico el Asturcón de Oviedo un reconocimiento a las actividades de Equitación Terapéutica que allí se venían realizando con enorme éxito y a su promotor D. Eduardo Pérez Lastra.

Desde sus inicios, ha contado con el apoyo y la participación de S.A.R. La Infanta Doña Elena, en muchas de las numerosas actividades promovidas y llevadas a cabo por la Fundación.

En el año 2015, S.A.R. accede a la PRESIDENCIA DE HONOR de la Fundación, hecho que influiría notablemente en el desarrollo de la misma.

D. Germán López Madrid
D. Germán López Madrid

¿Cuál es nuestro objetivo?

Apoyar a entidades dedicadas al desarrollo de las personas a través de la Equitación en sus más variadas manifestaciones.

¿Cómo alcanzamos nuestro objetivo?

A través de nuestros Fines fundacionales

Difusión, promoción y desarrollo
  • Contribuir a la difusión, promoción y desarrollo del deporte ecuestre en sus más variadas manifestaciones, así como sus aspectos históricos, educativos, económicos y culturales y en general, cualquier actividad que ayude a conocer y difundir el arte ecuestre.
Proteger e incentivar
  • Proteger e incentivar la cría caballar y sus actividades relacionadas, promoviendo o colaborando, en su caso, en programas de investigación
Apoyar y fomentar
  • Apoyar y fomentar la iniciación y perfeccionamiento en la práctica del deporte ecuestre.
Educar y formar
  • Educar y formar a todo tipo de personas en las profesiones relacionadas con el arte ecuestre.
Medios y oportunidades
  • Articular los medios y oportunidades necesarias para la adquisición de caballos, material o ayudar a poner, a su disposición, terrenos para poder desarrollar la práctica de nuestro deporte desde los niveles más básicos, hasta los concursos hípicos de mayor cualificación.
Ayudar
  • Ayudar a que el desembolso que se requiera para la práctica de este deporte que, en algunas ocasiones, suele estar por encima de las posibilidades de sus practicantes, no pueda impedir su desarrollo, ya sean principiantes o avanzados jinetes de alta competición.
Facilitar el acceso
  • Facilitar a personas con discapacidad el acceso al deporte ecuestre, con el fin de lograr la integración social en este ámbito.